• Twitter Classic
  • c-facebook
  • IMG_2445-picake.jpg

TENEMOS AMPLIA EXPERIENCIA EN LA ORGANIZACIÓN DE JORNADAS ECUESTRES Y EXCURSIONES PARA COLEGIOS, ASOCIACIONES

Y GRUPOS

JORNADAS ECUESTRES

Montar a caballo es uno de los deportes más placenteros para los niños. Los pequeños tienen una especial simpatía por los caballos, y practicar equitación les dará la oportunidad de conocer, cuidar y respetar a estos animales. Pero, sobre todo, disfrutarán de una actividad divertida al mismo tiempo que ejercitan todo su cuerpo y adquieren valores fundamentales para su vida diaria.

 

La equitación, que incluye las disciplinas de salto, doma clásica y concurso completo, consiste en dominar al caballo, mantener su control y aprender a manejarlo. Deporte olímpico desde 1900, puede ser practicado por niños a partir de los 3/ 4 años de edad.

 

Entendemos que la interrelación de los niños con los animales en actividades al aire libre en un entorno de contacto directo con la naturaleza es muy beneficiosa, relajante e instructiva, aumentan la autoestima, las habilidades sociales, psicomotrices y la capacidad de comunicación y relación.

 

A través de una propuesta adaptada a la edad de los participantes realizarán diversas actividades orientadas a promover un mayor conocimiento de la naturaleza en compañía de animales, para que aprendan jugando a comprender y respetar a los equinos:

 

 

 

  • montar a caballo

  • realizar actividades con ellos pie a tierra

  • conocer cómo viven, su cuidado y alimentación

  • cómo manejarlos con seguridad y responsabilidad

  • actividades y talleres

 

 

 

 

Siempre destacando valores tan importantes como la equidad, el compañerismo y la cooperación.

Tratamos de sensibilizar a niños y jóvenes para un trato amable y respetuoso de los animales, así como de la importancia de cuidar al medio ambiente. Estar al aire libre y con animales claramente motiva de otra forma.

1/7

 

MÁS QUE UN DEPORTE

 

¿Cuáles son los beneficios de la equitación?

 

 

Aunque para muchas personas la hípica no supone un gran esfuerzo físico, lo cierto es que es un deporte muy completo que permite desarrollar la musculatura - principalmente de las piernas y los glúteos -, mejorar la coordinación motriz, el equilibrio y el sentido de la orientación. Así que desde este punto de vista es una inmejorable opción para mantenerse en forma porque además ejercitamos los hombros, la espalda, los abdominales, y ejercita y fortalece el corazón (está considerado como  un ejercicio cardiovascular que puede llegar a exigir los mismos niveles de esfuerzo que el running o el ciclismo).

 

 

EQUITACIÓN PARA NIÑOS

 

Junto a los beneficios físicos, la equitación ayuda en la socialización del niño, fomenta su confianza y seguridad en sí mismo y mejora su capacidad de concentración y disciplina. Además, consigue que el pequeño adquiera dos valores fundamentales: responsabilidad y respeto por los animales y la naturaleza.

 

La equitación, como todos los deportes, desarrolla el espíritu deportivo y es buena a nivel físico para moverse, hacer ejercicio, inculcarles el hábito de ser activos cosa muy importante en estos tiempos, y crecer sanos y fuertes. 

 

Así pues, además de los beneficios físicos también  ejerce una importante labor desde el punto de vista emocional y psicológico. ¿El motivo?, Los caballos. Ya en su época, los griegos aconsejaban practicar equitación con el fin de mejorar el estado anímico. El tocar a un  caballo reporta beneficios a nivel emocional liberando tensión, ansiedad y alejando el estrés. Se sabe que tratar con animales libera hormonas relacionadas con el bienestar y la felicidad como la dopamina y las endorfinas a la vez que disminuye los niveles de adrenalina y cortisol, hormonas relacionadas con el estrés. A todo esto, también ayuda que la equitación es un deporte que se practica al aire libre, con el sol y el viento en la cara y en la naturaleza.

 

De hecho la equinoterapia ha resultado ser un tratamiento eficaz en el tratamiento de muchas enfermedades como por ejemplo el autismo. Pero con independencia de si se padece alguna enfermedad o no, para cualquier persona en general, el montar a caballo proporciona una serie de beneficios  en el plano psicológico.

 

Para empezar puede ayudarnos a superar los miedos,  a ganar confianza en uno mismo, a tener un mayor autocontrol. Los caballos son imprevisibles y se hace imprescindible el saber controlar todas las situaciones con mucha calma y racionalidad. Esto llevado a la práctica en nuestro día a día puede ayudarnos a “coger las riendas” de nuestros problemas y enfrentarnos a las situaciones de estrés con un mayor autocontrol y seguridad.

 

Además, el montar a caballo exige disciplina y concentración por lo que contribuye no sólo a mejorar nuestro cuerpo sino también nuestra mente.

 

  • A través del su practica el niño refuerza su autoconfianza, responsabilidad, empatía, capacidad de liderazgo y la necesidad de colaborar tanto con las personas como con el caballo.

  • Les ayuda a crear vínculos y seguir reglas que van más allá de la práctica de otros deportes por el tándem que significa caballo-jinete.

  • También se va desarrollando en ellos la capacidad de comunicarse de otra manera a través de los sentidos y el lenguaje no verbal.

  • Y por supuesto, sentir la emoción de ser libre dirigiendo a un caballo y controlando su dirección y velocidad

 

 

TAMBIÉN PARA ADULTOS

 

Nunca es tarde para iniciarse en este apasionante mundo. Otra de las principales ventajas de este deporte es que no tiene prácticamente límite de edad. Para aquellos jóvenes y adultos que no hayan montado antes y deseen tener contacto con la equitación e iniciarse en la monta, aqui tiene la posibilidad de tomar sus primeras lecciones para adquirir los conocimientos básicos que le permitan disfrutar del caballo.

 

Anímate a probar! te esperamos!!